La Parapsicología

Hades CR LogoGrupo de Investigación de Actividad Paranormal


Hades CR - Psique

Muchas veces nos topamos en las invetigaciones con que las familias nos informan de actividades paranormales dentro de sus hogares, al realizar las mediciones, grabaciones y demás descubrimos que estamos ante un fenomeno totalmente ajeno a lo paranormal pero fácilmente confundible con el mismo.  El campo de la parapsicología nos explica de manera científica y detallada que la fenomenología presente en estos casos tiene un origen cerebral, osea alguien en la casa provoca inconscientemente todos los fenomenos; en otras palabras no estamos ante presencias fantasmales u hechos sin explicación natural.

.

Y es que un caso de “casa encantada” por ejemplo donde se mueven objetos solos, se oyen voces, se ven sombras, hay descensos de temperaturas no necesariamente indica que hay ahi entes o fantasmas…  Hades ante casos de estos busca una respuestata lógica ante los hechos presenciados y trata de analizar las causas naturales de los mismos, luego busca la explicación parasicologica tratando de determinar quien puede mentalmente provocar esos fenómenos.  El 99.9 % de los fenómenos llamados paranormales los podemos explicar dentro del campo natural o parasicológico, lo paranormal solo se presenta en un 0.1 %.

.

Amigo lector le dejo un extracto de la Revista Más Allá, explicando el tema.

.

Geinner Barrantes

Director Fundador

.

El término parapsicología es frecuentemente mal utilizado, ya sea involuntariamente por ignorar su significado real, o por charlatanes, excéntricos y estafadores.  Esto hace necesario que definamos primero que no es la parapsicología.  El mal uso más frecuente es dado por sujetos que se anuncian en los periódicos como parapsicólogos, en virtud de lo cual ofrecen curas milagrosas, solucionar problemas del amor, mejorar su suerte, adivinar números de la lotería, y prácticamente sacarle de todos los tipos de aprietos imaginables.  Desdichadamente no solo no existe persona conocida por la ciencia capaz de tales proezas; sino que si existiesen, no se serían llamados parapsicólogo.

.

Un sujeto especial capaz de adivinar cosas que están fuera del alcance de sus órganos de los sentidos y de su razonamiento lógico, o pueda afectar la condición física (curar una enfermedad, por ejemplo) de otra persona por medios no físicos (que no sean medicamentos, acupuntura, digitopuntura, etc.) y no psicológicos (no atribuibles el efecto placebo o a la sugestión), sería en todo caso, sujeto de estudio de la parapsicología, no un parapsicólogo.

.

B. Que es la Parapsicología.

.

La parapsicología se define entonces como la ciencia que intenta estudiar, aplicando el método científico, una serie de eventos donde la mente parece interactuar con el ambiente sin que medie un vínculo físico conocido.  Estos eventos son llamados fenómenos psi, dividiéndose en dos grandes grupos:  Los fenómenos psi-cognitivos y los fenómenos psi-cinéticos.  Los psi-cognitivos se refieren a la llamada percepción extrasensorial (PES), donde el sujeto percibe conocimientos de cosas que usualmente se perciben a través de los órganos de los sentidos, pero que ocurren en circunstancias en que dichos órganos están fuera de su radio de alcance.  Este conocimiento así adquirido puede ser de cosas o eventos que están ocurriendo en el momento (clarividencia), de lo que está pensando o sintiendo otra persona (telepatía), y de lo que está por suceder (precognición).  Este último es el más sorprendente de todos, dado que rompe con los conceptos de espacio y tiempo, y ha estimulado a físicos notables a formular hipótesis muy complejas.  Los fenómenos psi-cinéticos se refieren a eventos donde el pensamiento (consciente o inconscientemente, voluntaria o involuntariamente) parece afectar a la materia en su movimiento, forma o composición química.  El más conocido de los fenómenos que pertenecen a este grupo, es la tele-quinesis, o sea el mover objetos con el pensamiento.

.

Los fenómenos psi usualmente (sobre todo en experimentos de laboratorio) no son evidentes por si mismos, sino que requieren de un manejo estadístico-matemático para verificar si lo observado puede deberse al simple asar o suerte, o si de verdad está ocurriendo una percepción extrasensorial o una tele-quinesis.  El Dr. Joseph Bank Rhine, en el Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke, Carolina del Norte, utilizando un mazo de barajas conocidas como cartas Zener, diseñadas por un matemático del mismo nombre, comprobó estadísticamente la existencia de los fenómenos psi-cognitivos.  Las barajas constan de 5 símbolos que se repiten 5 veces.  En un arreglo de prueba de clarividencia, si a un individuo se le da la tarea de adivinar el orden en que se presentan las 25 barajas colocadas fuera de su alcance visual; y en forma consistente adivina más de 5 cartas en un número x de experimentos, siendo 5 la línea del asar, hay razones suficientes para pensar que no está adivinando por suerte o asar, sino mediante una facultad que va más allá de los órganos de los sentidos.  Rhine, utilizando el mismo principio con dados, probó igualmente que hay sujetos capaces de alterar el movimiento de la materia – en este caso, sujetos que con desear que saliese la cara del dado con un número pre-establecido, hacían que dicho número saliese más veces de lo esperado por la suerte o asar.

.

Modernamente, con el advenimiento de las computadoras, hay métodos más sofisticados para comprobar estos fenómenos, siendo igualmente los resultados a favor de la existencia de los fenómenos psi.  Sin embargo hay estudiosos que se niegan a aceptar la existencia de estos, alegando que se trata de pruebas falsas debido a un error estadístico (véase artículo en El Ojo Escéptico).

.

Sin embargo, hay eventos parapsicológicos que ocurren en forma espontánea y que no necesitan de las estadísticas.  En estudios de campo, el autor ha podido presenciar casos de psicoquinesis-espontánea-recurrente (PER), llamado popularmente poltergeist, donde los objetos comunes en una casa son movidos en forma constante sin una aparente causa física (objetos de vidrios son rotos al chocar con las paredes, sillas que se voltean, piedras que entran por hendijas, puertas y ventanas, etc.).  Utilizando controles adecuados para eliminar la posibilidad de trucos, en estos casos usualmente se descubre a un epicentro humano, alrededor de quien ocurren estos movimientos.  Usualmente es una persona introvertida, pre-adolescentes o adolescente con problemas psicológicos.

.

Muchos experimentos de laboratorio han tenido resultados tan evidentes que tampoco requieren de la lupa estadística.  Por ejemplo, en un experimento de clarividencia doblemente ciego (donde tanto el experimentador y el sujeto desconocen el contenido a adivinar, consistentes en recortes de revistas metidos en sobres sellados) conducido por el autor, 3 de 15 sujetos pudieron tener imágenes directamente relacionadas al contenido de los sobres:  Sensación de mareo, como si navegase en un barco con el mar picado, siendo la imagen la de un naufragio; sensación de ser tragado, siendo la imagen la de una planta carnívora con una mosca atrapada; y la visión de dos montañas, con la luna entre las dos, siendo la imagen exactamente lo descrito.  Considerando la ilimitada posibilidad de imágenes que podían contener estos sobres, el autor opina que estos resultados son suficiente evidencia de la existencia de los fenómenos psi, y superan cualquier posibilidad de error metodológico o estadístico.

.

Es la opinión del autor, basada en muchos años de estudios e investigación, que estos fenómenos se deben a facultadas humanas que funcionan usualmente a un nivel inconsciente e involuntario, los cuales tienen una razón de ser en la intrincada naturaleza del hombre, siendo su complejidad no entendida en su totalidad por la ciencia.  Algunos físicos opinan que la explicación de estos fenómenos está en un substrato físico que la ciencia no ha podido estudiar debidamente.  Ello se debe a que los límites conocidos de la materia son dados por la velocidad de la luz, viendo estos estudiosos la posibilidad de la existencia de partículas sub – atómicas que se mueven a velocidades superiores (Adrian Dobbs, Premio Nóbel de física, 1963).

.

Hay muchos eventos de apariencia parapsicológica que al ser estudiados tienen explicaciones dentro de las demás ciencias, siendo estos la mayoría de los casos con que el parapsicólogo se encuentra al ser llamado a hacer investigación de campo.  Esto, junto con el hecho de que la parapsicología no ha podido superar el nivel de ciencia pura (para diferenciarla de la ciencia aplicada, donde se domina el fenómeno estudiado a un nivel que permite la prestación de servicios, como en la medicina y psicología, por ejemplo), hacen de esta, un área muy poco atractiva a los investigadores, que prefieren dedicar su tiempo y recursos a asuntos más rentables. El número de investigadores en el ámbito mundial es muy poco (unos 500 según las últimas listas de la Asociación Parapsicológica – PA), y relativamente muchos menos en Latinoamérica (unos 11).  La mayoría investiga a título personal y con recursos propios.

.

Estas características han hecho de este campo, un área de especulación por parte de la comunidad no científica, exagerando y utilizando para fines ajenos a la ciencia la temática de la parapsicología, teniendo éxito en engañar al público por el poco conocimiento que existe sobre este tema por parte de la mayoría.

Comments are closed.